viernes, 9 de noviembre de 2012

Noche argentina




Los sonidos de la gente
se destiñen en la tarde
y tímidos van surgiendo
arrullos de otros cantares.
Azul  cielo anochecido
bordado de  esplendores
abre las alas de sueños
y borra viejos rencores.
El susurro de las hojas,
suave brisa, tibio beso.
Un grillo llora su pena
y el alma eleva un rezo.
Noche argentina, quietud
y sereno recogimiento.
Vaga sin destino, plácido,
apacible, el pensamiento.

6 comentarios:

  1. Un plácido anochecer donde se conjugan todos los elementos para que surja la poesía.

    Saludos Gralba.

    ResponderEliminar
  2. Son momentos que marcan ese susurro de las hojas al compas de toda esa maravilla...son esos cielos azules anochecidos que jamas se olvidan, me encanto!
    saludos,

    ResponderEliminar
  3. Una noche argentina perfectamente reflejada en tus letras.

    Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  4. bella noche la de nuestra Argentina, buen año querida amiga

    ResponderEliminar
  5. Bella poesía que surge entre bellos elementos, un cielo anochecido, el susurrar de las hojas y ese beso que el alma en arrullos va sintiendo.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  6. Una noche plácida y serena de un país casi ideal.
    La palabra "argentina" tiene una gran musicalidad y se puede percibir con nuestros sentidos su hechura de plata, su color y hasta un sabor metálico y eco de tilines de campanillas. ¿No te parece?
    Está muy primaveral tu espacio.
    Un abrazo argentino.

    ResponderEliminar